Actualidad del Grupo Fertiberia

Estrategia FARM TO FORK. Contribución de la industria de fertilizantes minerales

14abril2020

Estrategia FARM TO FORK. Contribución de la industria de fertilizantes minerales

  • Compártelo

La industria europea de fertilizantes minerales, representada en Fertilizers Europe, contribuye activamente en el desarrollo y la implementación de la reciente enunciada Estrategia Farm to Fork.

Farm to Fork tiene como objetivo, entre otros, seguir reduciendo las pérdidas de nutrientes al medio ambiente, manteniendo al mismo tiempo la seguridad alimentaria. Desde la defensa de un enfoque amplio, Fertilizers Europe considera imprescindible tener en cuenta aspectos tales como las mejores prácticas de fertilización, la difusión de tecnologías y los servicios de apoyo, la utilización de fertilizantes avanzados, de fertilizantes diseñados para cultivos específicos, y ello combinado con métodos de agricultura inteligente y de herramientas avanzadas de diagnóstico en tiempo real.

Los fertilizantes deben proporcionar, además de altos rendimientos, cosechas de buena calidad que permitan la producción sostenible de alimentos y el mantenimiento de suelos sanos y fértiles a largo plazo. El nitrógeno, el fósforo, el potasio y todos los demás nutrientes son indispensables para producir productos vegetales y animales. Sin la adición de estos nutrientes, los suelos agrícolas se agotarían o los niveles de producción agraria se reducirían drásticamente.

  

 


I. Fertilizers Europe propone establecer un objetivo ambicioso pero realista

Fertilizers Europe insta a la Comisión Europea a que se establezca como objetivo seguir reduciendo las pérdidas de nutrientes en la UE en lugar de proponer reducciones en la utilización de nutrientes, y no solamente desde la perspectiva de mejorar la calidad del aire. La Eficiencia en el Uso del Nitrógeno (NUE) se propone como indicador válido.

El NUE aumentó considerablemente entre 1990/92 y 2002/04, del 51% al 59%. No obstante, todavía se pierden más del 40% de los nutrientes aplicados, lo que además representa una significativa pérdida económica para el sector agrario.

Fertilizers Europe propone incluir en la Estrategia Farm to Fork el objetivo de aumentar el NUE un 10% para 2030, en relación con 2014, con las necesarias adaptaciones a nivel nacional y regional.

Se debe mejorar la absorción del nitrógeno de los cultivos minimizando las pérdidas al medio ambiente y manteniendo o incrementando el rendimiento de los cultivos. El NUE es una herramienta valiosa para monitorizar el desarrollo sostenible en relación con la producción de alimentos y los desafíos ambientales.

El EU Nitrogen Expert Panel trabaja en la implementación del NUE desde hace años, por lo que cuenta con datos disponibles a nivel país y explotación. No obstante, es necesario profundizar en otra serie de aspectos como:

• Medidas específicas a nivel de explotación. La PAC post-2020 debe incluir requisitos para implementar planes de manejo en la explotación. La Farm Sustainability Tool for nutrients (FaST), que se está desarrollando, puede desempeñar un papel esencial en el fomento de buenas prácticas agrícolas. Esta herramienta ayudará a los agricultores a realizar los aportes de nutrientes coincidiendo con las necesidades de los cultivos. FaST también pretende integrar las fuentes de nutrientes orgánicos y minerales disponibles en un plan de gestión y contribuirá a reducir las pérdidas y a mejorar el rendimiento económico de la explotación.

• Aumentar la eficiencia en el uso del nitrógeno y del fósforo de manera simultánea, debido a las interacciones positivas entre estos dos nutrientes. No obstante, no existe una metodología y un enfoque similares para evaluar la eficiencia del uso de fósforo, por lo que la UE debería dedicar esfuerzos a desarrollarlo.

• Favorecer el reciclado y reutilización de nutrientes apoyándose en los principios de Economía Circular. Fertilizers Europe aplaude el potencial creado por el Reglamento (UE) 2019 / 1009, que promueve la utilización de nuevas fuentes de nutrientes recuperados de procesos industriales, urbanos y agrícolas.

  

 


II. La propuesta de Fertilizers Europe está basada en aspectos fundamentales

• La indispensable alineación con la legislación europea. El Reglamento de la UE 2019/1009 propone la utilización de fertilizantes minerales, orgánicos y de otra serie de productos fertilizantes conteniendo nutrientes principales, secundarios y micronutrientes. La Comisión Europea no debe limitar el uso de fertilizantes, sin los cuales las consecuencias en la agricultura europea serían muy perjudiciales, ya que ello podría conducir al agotamiento del suelo y a la disminución de su fertilidad. Se trata de reducir las pérdidas al medio ambiente y no de reducir su utilización en valores absolutos.

• El objetivo de reducir la utilización de fertilizantes debe seguir un enfoque integrado y contemplar todas las fuentes de nutrientes, ya sean orgánicas o minerales. Por un lado, los fertilizantes orgánicos son positivos ya que pueden ser una vía para el reciclaje de nutrientes y, además, proporcionan carbono orgánico al suelo. Por otra parte, han de ser mineralizados en el suelo antes de estar disponibles. Dado que la mineralización y la absorción de la planta no están necesariamente sincronizadas, los nutrientes utilizados pueden perderse y dar como resultado una menor eficiencia que la fertilización mineral.

• La UE tiene la necesidad urgente de conseguir una mejor eficiencia de los nutrientes. La aplicación de fertilizantes minerales ya disminuyó considerablemente en las últimas décadas. Para mitigar las pérdidas, especialmente de nitrógeno, es imprescindible mejorar la eficiencia en su absorción adaptando los sistemas de cultivo a los tipos de suelo y a las condiciones climáticas, seleccionando correctamente los momentos de aplicación de fertilizantes, utilizando nuevas tecnologías como la agricultura de precisión o aplicando fertilizantes avanzados.

• La cantidad de nutrientes aplicados por unidad de superficie varía mucho entre Estados miembros de la UE. La diversidad de climas, suelos y sistemas agrícolas, hacen que sea necesario implantar un enfoque diferenciado, según las necesidades, que no limite el desarrollo agrícola en ningún país o sistema agrícola. La agricultura de la UE es diversa y la Estrategia Farm to Fork debe tenerlo en cuenta.

  

 


III. La Estrategia Farm to Fork debe tener en cuenta las actuales y futuras incertidumbres, y adaptarse en consecuencia

• La futura tendencia en la aplicación y balance de los nutrientes va a depender de muchos factores, tales como la superficie cultivada, tipos de cultivos, condiciones climáticas, etc. Un objetivo de reducción indiferenciado no sería por lo tanto adecuado.

• Las futuras políticas agrarias y las medioambientales, así como como la implementación del plan de acción de la economía circular, influirán en el balance del nitrógeno.

• Los usos de la tierra van a tener un impacto fundamental. La utilización de fertilizantes minerales en tierras agrícolas, a la vez que optimizan los rendimientos, contribuyen a la mitigación del cambio climático y al mantenimiento de la biodiversidad. Además, contribuyen notablemente a la captación de carbono.

• Un objetivo general de reducción implicaría riesgos potenciales en el desempeño económico del sector agrícola de la UE. Se deben adaptar los objetivos a las diversas condiciones regionales de clima, cultivo, etc. Las reducciones de nutrientes indiscriminadas darían lugar a una reducción en el rendimiento y, por tanto, en los ingresos de la agricultura.

• Los nutrientes aplicados a los cultivos se eliminan con la cosecha y con los restos de esta, por lo que deben ser restituidos. No todos los cultivos ni todos los suelos tienen las mismas necesidades, por lo que un objetivo de reducción fijo iría en contra de los principios agronómicos de la nutrición vegetal integrada y equilibrada.


 

La industria de fertilizantes minerales, representada por Fertilizers Europe, y Fertiberia como miembro, transforma materias primas básicas en nutrientes fundamentales para la agricultura. El 50% de la cantidad global de alimentos se debe a la aplicación de estos nutrientes, por lo que juegan un papel clave en la contribución a la seguridad alimentaria en el mundo y en Europa.

Los fertilizantes son parte fundamental de la agricultura actual y del futuro. La industria europea de fertilizantes está comprometida en el desarrollo de fertilizantes innovadores, aplicaciones y técnicas de reciclaje para maximizar la productividad, la rentabilidad y la sostenibilidad de la agricultura europea.

Para más información, consultar el Position Paper de Fertilizers Europe.

   

© Fertiberia, S.A. 2020. Todos los derechos reservados